martes, 14 de abril de 2009

NO A LA MORDAZA. NO AL VETO.

Artículo de D. Francisco Mateos director de Sevillataurina.com, medio de comunicación que ha sido VETADO por la empresa Pagés (Eduardo Canorea y Ramón Valencia). Ya se lo contamos el mismo domingo.
La segunda acepción de la Real
Academia de la Lengua define vetar como la acción de "impedir, estorbar o
dificultar". Pues eso es lo que le queda sufrir a Sevilla Taurina esta temporada
-de momento- en la plaza de la Real Maestranza. Desde hace semana y media
conocíamos ya de forma oficial que este año este portal de la información
taurina sevillana estaba vetado en su propia 'casa' -estaremos de acuerdo que la
Maestranza no es el 'cortijo' de nadie, sino un patrimonio de todos y cada uno
de los sevillanos, al margen de la propiedad legal de los propios maestrantes-.
Hemos esperado a que se consumase el hecho, así como realizar durante este
tiempo algunas consultas. Parece que Sevilla Taurina es el único que, estando
acreditado en temporadas anteriores, este año se le retira la credencial. Casi
como el castigo del colegio: el profesor cree que ha sido un 'niño malo' y por
tanto merece un 'castigo'. Además, la comunicación de la retirada de credencial
se realizó una vez cerrado el plazo de compra de nuevos abonos, con lo que ni
siquiera pudimos pensar en 'comprar' nuestra credencial para ir a la Maestranza
a desarrollar una labor profesional. Es curioso: hace escasos días, un miembro
de la famlia Canorea -que está estudiando periodismo- se ponía en contacto con
Sevilla Taurina -nos confesó que es un seguidor de nuestras informaciones- para
pedirnos una pequeña entrevista a modo de caso práctico para una de sus
asignaturas. Nosotros, encantados le atendimos; al fin y al cabo se trataba de
ayudarle en su trabajo...


Las dificultades van a ser muchas
este año. Nos quieren hacer callar. Quizás sea porque nos leen o nos escuchan.
Matar al mensajero parace ser el mensaje. A la Maestranza se puede ir de varias
formas. Aún nos sobra 1.800 euros para pagar las entradas para ir a trabajar a
la plaza de la Maestranza. Pero ya no se trata de pagar o no pagar, sino de
hacer valer una dignidad profesional y personal, y al menos yo no estoy
dispuesto a ir a la Maestranza de cualquier forma, sino en igualdad de
condiciones que los demás. La empresa de Sevilla podrá privarme el libre acceso
para haber visto esta tarde la corrida inaugural de la temporada después de
muchísimos años sin faltar a esta cita, como a casi ninguno de los festejos
maestrantes, pero jamás conseguirá la empresa Pagés quitarme la afición a la
Fiesta. No a la mordaza. No al veto.
Foto:Sevillataurina.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.